frijolrojodesedadry_c2a2275e-ce1f-47df-8eda-d6a0301bca9f_1024x1024@2x.jpg

oda a los frijoles de seda

Martina, Cabañas

Santos frijoles, 

que están tan seditas,

santificado sea su sabor,

vengan a nuestros platos cada vez que puedan,

que el hambre por ustedes nunca se acaba,

ni aquí ni allá.

Brinden a estos sus seguidores ese orgasmo diario con pan francés,

disculpen que los ame más que a mi media guayaba,

como también amo a un pedazo de cuajada,

no me dejen que los cambie por comida chatarra,

y líbranos que el gobierno los ponga tan caros.