fogón de leña

Ana Raquel, Jucuapa

Me acuerdo mucho de cuando íbamos a la finca de mi abuelito allá en Usulután. Me parece que relaciono mucho esas experiencias de campo con mi decisión de montar mi negocio de las salsas picantes en Colombia, La Guaricha.

Me remonta mucho a esa época por la cocina de leña: todos los primos nos reuníamos para participar en la preparación del atol de elote y las quesadillas. Estábamos encargados de escoger las mazorcas y pelarlas. Y cómo olvidar esa picazón que le daba a una cuando le tocaba hacer eso.

Ese gusto por el fogón de leña viene de allí…

17240542_10158339575500655_6304966745623488573_o.jpg